Ridículo de la selección ‘azzurra’

Fabio Cannavaro

Sudáfrica 2010 sigue siendo una caja de sorpresas. Si todo el mundo hablaba de la eliminación de la actual subcampeona del mundo, Francia, imagínense ahora con el sorpresón del torneo: la actual campeona, Italia, vuelve a casa.

El ridículo italiano es, hasta el momento (y puede que hasta el final del Mundial), la mayor sorpresa de la competición. En un grupo con selecciones mucho más débiles, como Nueva Zelanda o Eslovaquia, Italia no solamente ha caído eliminada, sino que además lo ha hecho en última posición. Por una vez en la historia, la suerte le fue esquiva a Italia. Simone Pepe tuvo el tercer gol en sus botas en el minuto 95 de partido, pero esta vez el balón no quiso entrar. Tampoco estaba Medina Cantalejo para regalarles un penalti, como sucedió en el Mundial de Alemania. Por ello, la azzurra hace las maletas de forma prematura, al igual que Nueva Zelanda, que pese a no haber perdido ni un solo partido, también está eliminada.

Ahora, los españoles tendremos que esperar al partido de mañana ante Chile y cruzar los dedos para que no nos pase lo mismo que a los italianos. No queremos sorpresas con la Roja.

Share Button