El Rodacal Beyem CP La Roda vence al Seranco Polígono en la Liga Femenina

Rodacal Beyem CP La Roda

El Rodacal Beyem CP La Roda logró el triunfo ante el Seranco Polígono de Toledo, por 49-43, en la cuarta jornada del Grupo Único de la Liga Regular de Primera División Femenina de Castilla-La Mancha.

Durante la primera parte pudimos disfrutar del gran juego de las rodenses, que con una gran defensa ahogaba en ataque a un Seranco Polígono que gustó, y mucho, a pesar de acabar perdiendo. El ataque local también era fluido y se anotaba con regularidad. En el descanso el marcador reflejaba un resultado parcial de 34-17. Todo parecía indicar que la victoria podría quedar en casa de forma cómoda. El equipo había jugado bien y todas las jugadoras que habían participado en esta primera parte lo hicieron francamente bien. La afición había disfrutado y todo el mundo pensaba que la cosa no tenía por qué cambiar.

Tal vez eso mismo pensaron las jugadoras locales, que pasaron de hacer un buen juego en ataque a no anotar ni un solo punto en el tercer periodo. El Rodacal Beyem CP La Roda comenzó atacando bien, como en la primera parte, pero el balón no quiso entrar. Pronto pidió un tiempo muerto Jordi Casas para intentar poner solución al problema, sin resultado. La verdad es que fallaron situaciones claras y el balón, algo que también pasó a las toledanas en la primera parte, se paseó en ocasiones por el aro para no entrar finalmente. La defensa seguía siendo muy buena por parte local, lo que retrasaba que el Seranco Polígono amenazara la victoria. A 4:38 para llegar al final del tercer periodo el resultado era de 34-22, un abismo a favor de las locales, conforme iba el partido. Como hormiguitas las toledanas se llegaron a colocar a seis puntos, 34-28, y a cinco al término del cuarto.

El mucho público asistente se frotaba los ojos sin dar crédito a lo que veía. Menos mal que tras la reanudación el Rodacal Beyem supo romper el maleficio y anotar cuatro puntos consecutivos que daban muchísima tranquilidad al equipo y a la grada. Esta mini racha fue cortada de raíz por el entrenador visitante con un tiempo muerto tras el que el equipo local volvió a pillar diez puntos de ventaja. Pero el Seranco Polígono ahí estaba minando otra vez la diferencia en el marcador. A falta de 5:27 solo seis puntos de diferencia. Otra vez nueve y balón a falta de cuatro minutos y once a falta de 3:22 para la conclusión del encuentro. Sin embargo, los corazones volverían a sufrir de lo lindo y es que a falta de un minuto el marcador reflejaba un resultado inquietante, 47-43. Todos respiraban tranquilos cuando la bocina sonaba y el partido llegaba a su fin. El equipo local había ganado a un buen rival por seis puntos, 49-43.

Share Button