Una de cal y otra de arena

Alberto Contador

Las alegrías y las tristezas nunca vienen solas, siempre llegan acompañadas. Aunque, generalmente, son varias alegrías juntas. Y otras veces, al contrario. Lo de ayer fue único. El deporte nos dio una gran alegría y también una tristeza. Una de cal y otra de arena.

La de cal, la alegría, nos la dio la Federación Española de Ciclismo al anunciar que Alberto Contador no será sancionado por su positivo por clembuterol. El mejor ciclista español podrá correr esta temporada, de momento. Y digo de momento porque la UCI recurrirá la decisión de la Federación. Aún así, confío en la absolución de Contador (al que nunca he considerado culpable), ya que no imagino un Tour de Francia sin la competencia entre Contador y Andy Schleck. El tiempo me dará o me quitará la razón… pero, de momento, el regreso de Contador es una gran noticia para el deporte español.

La de arena, la noticia triste, es la retirada de Ronaldo Nazario de Lima. El mejor delantero centro del mundo cuelga las botas debido a los problemas de hipotiroidismo, lo que no le permite estar en forma. Vamos, que se retira el Gordo. Ronaldo es el delantero centro por definición: velocidad, regate, sangre fría… lo tiene todo. Barcelona, Inter de Milán, Milán y Real Madrid han disfrutado de este maravilloso jugador. Los equipos y los defensas que lo han sufrido son innumerables. Ese mítico gol en San Lázaro frente al Compostela siempre quedará en nuestra retina. ¡Se va un grande!

Share Button