¡Vaya afición!

Voy a dejar claro que soy madridista y, también, que nunca he ido al Santiago Bernabéu. No obstante, por televisión he visto todos los partidos del Real Madrid este año, por lo que me siento con el derecho de decir que la afición del Madrid es la peor de toda la Primera División.

Y también quiero dejar claro que cuando me refiero a la afición hago referencia a los que acuden al campo, pero no a todos, sino a ese 80 por ciento de ‘señoritos’ y ‘comepipas’ que pueblan las gradas de Chamartín.

Me refiero a todos esos que pasados los primeros quince minutos de partido, y si el Real Madrid no va ganando ya, comienzan a silbar los errores blancos. Esos que, entre pipa y pipa, silban al equipo y nunca aplauden, porque para aplaudir hay que dejar las pipas… y claro, ¡cómo van a hacer eso! Me refiero a todos esos que van al campo con traje y corbata, como si fueran al teatro, y que se creen con el derecho de que simplemente por sacarse un abono el Real Madrid debe ganar todos los partidos por 5-0 para que ellos disfruten. Esos que, después de pasarse todo el choque silbando, cuando marca el Madrid, aplauden como el que más, olvidando todos los pitos que han emitido antes.

Da gusto ver a aficiones como la del Athletic de Bilbao o como la del Atlético de Madrid, probablemente las dos mejores de España. Animan desde el inicio y sus cánticos no cesan hasta la finalización del encuentro. Después, si no les ha gustado lo que han visto, pitan y silban todo lo que haga falta. Pero nunca antes de la finalización del encuentro. ¡A ver si los ‘señoritos’ del Real Madrid se aplican el cuento!

Share Button