El Waterpolo Albacete logra la permanencia en la División de Honor

Waterpolo Albacete

El Waterpolo Albacete logró la permanencia en la División de Honor Valenciana, tras unos intensos días con tres encuentros disputados fuera de casa, cosechando dos victorias frente al Waterpolo Levante y una derrota frente al Waterpolo Petrer.

Antes del parón de Semana Santa, el Waterpolo Albacete se desplazaba a la capital valenciana para disputar una doble jornada frente al Waterpolo Levante. Los albaceteños se presentaron en un buen momento de forma, con una tendencia alcista tras los últimos resultados positivos conseguidos y conocedores de lo trascendental que era sacar puntos en la pileta levantina.

En el primer partido los manchegos saltaron al agua algo despistados y faltos de intensidad. De hecho, los jugadores del Levante llegaron a tener una ventaja de hasta 3 goles finalizado el tercer cuarto. En ese punto y tras un tiempo muerto los albaceteños consiguieron cambiar su actitud y empatar el partido, para tras un último minuto de infarto, lograr la victoria con un gol en los últimos segundos, dejando el marcador en 9-10.

El segundo encuentro frente al Levante comenzó con un equipo local espoleados por la derrota anterior y unos albaceteños que no podían parar el ímpetu levantino. Así el primer cuarto acabó con un parcial de 3-1 en contra. A partir de aquí, un cambio de estrategia defensiva, aumentando la intensidad y materializando las jugadas de superioridad para remontar el partido y aumentar la diferencia que por momentos llegó a 5 goles para los manchegos, aunque los levantinos maquillarían el resultado, pero no pudieron dar la vuelta al marcador. Con esa victoria los albaceteños conseguían la permanencia en la difícil División de Honor Valenciana a falta de dos jornadas para finalizar dicha competición.

Tras el parón de Semana Santa, los albaceteños se desplazaron a Petrer para disputar la penúltima jornada de Liga, en una pileta muy difícil donde solo los dos primeros clasificados han conseguido puntuar. Conocedores de la situación, los manchegos saltaron enchufadísimos al agua, consiguiendo una ventaja de 2 goles en los inicios del partido. Pero esta ventaja conseguida supuso bajar la guardia y la intensidad para alejarse del plan trazado y darles a los alicantinos todas las facilidades posibles para remontar el partido, espolear a su grada y por ende a sus jugadores, que terminarían consiguiendo una cómoda victoria por 10-6, en una malísima segunda parte de los albaceteños.

La próxima semana el equipo masculino se desplazará a Elche para disputar la última jornada liguera, con la tranquilidad de haber conseguido la permanencia.

Share Button