El Waterpolo Albacete suma tres triunfos en su visita al Waterpolo Levante

Waterpolo Levante - Waterpolo Albacete

Tarde más que satisfactoria para los equipos del Waterpolo Albacete, que se desplazaron el sábado a Valencia para disputar otra maratoniana jornada de cuatro partidos frente al Waterpolo Levante (dos el primer equipo y dos el filial), cosechando 3 victorias.

El equipo filial consiguió sumar de nuevo otros 6 puntos, que le consolidan en la zona alta de la clasificación (terceros, a 1 punto de San Vicente y a 3 del líder, Waterpolo Elx C), tras otra demostración de buen juego, solidaridad defensiva, ideas muy claras en ataque y un gran nivel físico. Poco a poco, este joven equipo demuestra que ya es una realidad, ya que a pesar de que los dos porteros del filial no pudieron acudir a la cita (por viaje y por trabajo), teniendo que jugar bajo palos un nuevo portero, Ismael Montoya con sólo 4 meses de entrenamiento en este deporte y 1 partido de experiencia, la solidez defensiva de los jugadores y el acierto de éste hicieron que los manchegos consiguieran las dos victorias, por 7-4 y 6-5.

Pero más difícil era la tarea del primer equipo, que también tenía a sus dos porteros de baja (uno por lesión y otro por encontrarse de viaje en Italia). Sin ni siquiera poder contar con los porteros del filial, tuvo que afrontar ambos partidos poniendo a un jugador de portero, optando por dos planes distintos para los partidos y utilizar uno o ambos dependiendo el resultado.

Si bien en el primer partido no se acertó con la decisión ni con la estrategia defensiva a seguir ante tal adversidad (partido que se optó por poner en portería a un joven jugador con menos minutos en las alineaciones y con buenos reflejos, dejando a los jugadores más veteranos e importantes en sus posiciones), no dio los resultados esperados y se acabó perdiendo por 12-9.

Pero en el segundo partido si se dio con la tecla. Jesús López, que durante esta temporada se ha convertido en entrenador-jugador del primer equipo, y que hace 8 años disputó una temporada completa como portero, volvió bajo palos, y sus intervenciones junto a una defensa más agresiva del equipo, unido a la mejoría general en ataque respecto al primer partido, más la ayuda de dos jugadores del filial, Julián Nicolás y Jorge Manjabacas, que dieron un excelente rendimiento en los minutos de descanso de los jugadores absolutos, aportando asistencias y goles, hizo posible que los manchegos consiguieran la victoria por 6-9 y así obtener 3 puntos vitales para sus aspiraciones, que no son otras que las de eludir el descenso.

Tras esta jornada, el filial descansa y el primer equipo viaja el próximo sábado a Petrer para enfrentarse al colista de la clasificación, en un partido a vida o muerte.

Share Button