Éxito en la trigésima edición de la Milla Urbana de Madrigueras

XXX Milla Urbana de Madrigueras

La XXX Milla Urbana de Madrigueras fue mucho más que una carrera de atletismo. La presencia durante toda la jornada de dos atletas extraordinarios como Fermín Cacho y Roberto Parra ofrecieron una especial brillantez a una prueba de primer nivel donde han vencido atletas de la talla de Juan Carlos Esteso, Conrado Oñate, Rachid Nadij Ouais Zitane, Tamara Sanfabio y Yamilka González, entre otros.

Fermín Cacho, el mejor atleta español de todos los tiempos según la estadística de la IAAF (Federación Internacional de Atletismo), campeón olímpico en Barcelona 92’ y récord de España de 1.500 metros (3:28.95), abrió la jornada a las 11:30 de la mañana con un entrenamiento técnico dirigido a niños y adultos. Tras la recepción oficial en el Ayuntamiento por parte del alcalde, Juan Carlos Talavera, y la diputada provincial de Deportes, María Victoria Leal, se unió al evento Roberto Parra, atleta olímpico en Atlanta 96’ y campeón de Europa en 800 metros en Estocolmo en 1996, para ofrecer una charla-coloquio muy amena y distendida.

A las 19:30 horas comenzaron las competiciones con las carreras de niños, divididos en distintas categorías según grupos de edad. Lo más destacable en esta parte del programa fue la consecución del récord en cadetes femenino por parte Aurelia Polo (6:08), que rebajó en más de un minuto la anterior mejor marca, establecida en 2008 por Roxana Martínez Bañón. Fermín Cacho acompañó al speaker con el micrófono ejerciendo de comentarista en todas las pruebas, aportando datos, curiosidades, anécdotas y todo un catálogo de experiencias. Un verdadero lujo que incrementó de manera notable la calidad de la narración.

En las categorías de veteranos se pudo ver un altísimo nivel, con nuevo récord por parte de Francisco Núñez Chumillas (4:54) que rebajó en tres segundos la marca que Curro Ramírez Gaitano había fijado en 2013 y que acabó quinto en esta ocasión. En damas venció Manoli González Reyes, actual récord de España en la categoría de veteranas en la distancia de los 2.000 metros obstáculos.

A un segundo del récord

Capítulo aparte merecen las categorías absolutas masculina y femenina. En la línea de salida ya se percibía la apuesta por rebajar los récords anteriores a tenor de la extraordinaria calidad de los corredores: Yamilka González, María José de Toro, María Ángeles Magán, Antonio Cantos, Jaouad Oumellal… y un especialista en la distancia como el joven valenciano Víctor Ruiz Orden, finalista en el Campeonato de España de 1.500 metros hace apenas unas semanas.

La rodense María José de Toro salió decidida a por la victoria desde los primeros metros. En la primera vuelta marcaba un ritmo de récord, mejorando en ese momento por tres segundos la mejor marca establecida en 2013 por Yamilka González (5:18.01). Pero en el último giro perdió algo de fuelle e intentó recuperar tiempo en un largísimo sprint final, llegando a meta con 5:23.0, a cinco segundos del récord a pesar de su titánico esfuerzo.

La última prueba ofrecía un aliciente especial, 500 euros de bote para el atleta que fuese capaz de superar el récord establecido hace 20 años por Juan Carlos Esteso (4:14.59), uno de los mejores mediofondistas españoles de los últimos años, natural de Minaya y residente en Elche (Alicante), atleta internacional que fue campeón de España absoluto en 1.500 metros en el año 1998, entre otros muchos éxitos.

Víctor Ruiz salió a por todas y apenas dejó opciones para los demás. Corredores de un altísimo nivel como Antonio Cantos o Jaouad Oumellal poco pudieron hacer ante la tremenda velocidad del valenciano, expresada a través de una facilidad de zancada y una elegancia espectaculares. A mitad de carrera rozaba el récord, la marca de Juan Carlos Esteso peligraba seriamente por primera vez en 20 años, pero un segundo, tan sólo un segundo, fue la distancia que dejó a Víctor con la miel en los labios. Y el bote de los 500 euros, claro está.

Fermín Cacho realizaba un balance de la jornada después de la entrega de trofeos. “Me ha parecido una prueba magnífica. Creo que esta carrera es un ejemplo de cómo se deben organizar eventos de este tipo, con carreras para niños que sirvan para promocionar el atletismo e incentivar a los chavales, con muchísimo público y además animando a los corredores, todo ajustado a los horarios, con mucha intensidad y sin apenas un respiro. Enhorabuena al club de Madrigueras, a su Ayuntamiento y a la Diputación Provincial de Albacete, me voy gratamente sorprendido y con la intención de volver otro año, he disfrutado mucho”.

Share Button