Yo soy Del Bosque

Vicente del Bosque

La derrota de la Selección Española ante Holanda en el primer choque de La Roja en el Campeonato del Mundo de Brasil ha vuelto a mostrar la cara más cruda de los españoles, esa que mostramos cada vez que vienen mal dadas.

Cuando ganamos nuestro míster es el mejor y cuando palmamos el entrenador es poco menos que un analfabeto futbolístico. Y esa es la sensación que tengo después de leer muchos comentarios en diferentes redes sociales y foros. Ahora, después de haber ganado una Eurocopa y un Campeonato del Mundo, después de haber ganado Ligas, Copas de Europa, Supercopas y hasta la Intercontinental, resulta que Vicente Del Bosque no tiene ni idea de fútbol. O al menos eso es lo que se extrae al leer a periodistas y aficionados que en muchas ocasiones parecen tener menos memoria que un pez.

No seré yo el que defienda a capa y espada a Del Bosque. Personalmente no me ha gustado la lista de seleccionados que se ha llevado a Brasil. Pero tampoco me gustó la convocatoria de la última Eurocopa en la que nos proclamamos campeones. Y tampoco me gustó la lista que nos llevó a conquistar el mundo. Y en aquel momento ya mostré mi disconformidad. Pero llegaron los títulos y me comí mis palabras (con mucho gusto por cierto). Ahora volvemos a las mismas. No me gusta la lista, pero sí que tengo claro que Vicente Del Bosque sabe lo que se hace. No me parece el tipo de persona que se tire piedras contra su propio tejado. Por eso no le critico por el 5-1 ante Holanda. Ni tampoco porque nos vayamos a casa en la primera ronda si al final acaba por ocurrir. Somos España, antes de 2008 éramos expertos en fracasar en cada fase final de Eurocopa o Mundial.

Precisamente si volvemos la vista hasta ese 2008 encontramos otro ejemplo del carácter hispano. En 2008 ganamos la Eurocopa gracias al trabajo de Luis Aragonés y muchos no tuvieron reparos en alabar a este señor por su buen hacer e incluso elevarlo a la categoría de superhéroe. Fueron los mismos que en 2006 pedían su cabeza tras hacer el ridículo en el Mundial de Alemania y, sobre todo, tras la bochornosa derrota (3-2) ante Irlanda del Norte en Belfast.

Es solo un ejemplo que sirve para ilustrar lo que está pasando ahora con el seleccionador. Fútbol, memoria y españoles no solemos ir de la mano, va en nuestro ADN. Y eso no está mal, lo que realmente es un error es entrar en el terreno de las descalificaciones personales, como pasó con Luis o como pasa con Del Bosque ahora. Yo, a pesar de discrepar con el técnico de La Roja en la lista de convocados, tengo claro que es un gran entrenador. ¿Y tú?.

Share Button